Ayer fuimos a una escuela en un valle remoto y muy frío. Nos pidieron ayuda y pudimos traerles alfombras cálidas y medias de lana. Nos alegramos mucho de su entusiasmo – que incluyó las Biblias y el hecho de que Dios las ama y que son muy importantes para él.

X