¡Tenemos una calle!

Pudimos ayudar a un hombre que vino a vernos. Nos pusimos a conversar y resultó que era de un grupo que tenía influencia en Andahuaylas. Llamó al ministerio de transporte y a la administración de la ciudad, y poco después recibimos una gran visita a la obra. Unos días...
X